sábado, 12 de enero de 2013

A modo de apostilla

Apártate un poquito, carcelero
de tus propias palabras, que es lo mismo
tener y tener cosas que tener

palabras y palabras para ver
a otros poseyendo y por lo mismo
decir es posesión del prisionero.


















del libro "Para un cuerpo perdido"