sábado, 4 de mayo de 2013

Otoño

Caen las hojas y parece que llegaran lejos,
como si en el cielo se fueran marchitando jardines
                                                [ muy lejanos;
caen y dicen con sus gestos:  no.

Y en la noche cae, pesada, la tierra,
desde todos los astros en la soledad.

Caemos todos.  Esa mano cae.
Y mira las otras:  pasa en todas lo mismo.

Y hay Alguien sin embargo que sostiene la caída
con dulzura infinita entre sus manos.

El libro de las imágenes, 1906



No hay comentarios:

Publicar un comentario