viernes, 25 de diciembre de 2015

durante tanto tiempo he retenido al ángel

"Durante tanto tiempo he retenido al ángel
que se  me ha vuelto pobre entre las manos.
Se ha ido haciendo pequeño mientras yo crecía:
y ha llegado un momento en que yo era el consuelo,
y él sólo una súplica que se alza con temblor.

Le he dejado entonces que se fuera a su cielo.
Me ha dejado las cosas de las que ya se ha ido.
Ha aprendido a volar, y yo entiendo la vida.
Y ahora, poco a poco, nos hemos conocido..."

Para festejarme, 1899

jueves, 17 de diciembre de 2015

19

El sol grande en la era
tal vez sea el remedio...
No quiero quien me quiera,
que me amen me da tedio.

Me basta el beso intacto
que da la luz luciendo
y el amor libre, abstracto,
de un campo floreciendo.

El resto es gente y alma:
complica y habla, ve.
Me quita el sueño y calma
y nunca lo que es sé.

Del Cancionero - Fernando Pessoa


martes, 8 de diciembre de 2015

the sand martin

Thou hermit haunter of the lonely glen
And common wild and heath—the desolate face
Of rude waste landscapes far away from men
Where frequent quarries give thee dwelling place,
With strangest taste and labour undeterred
Drilling small holes along the quarry’s side,
More like the haunts of vermin than a bird
And seldom by the nesting boy descried—
I’ve seen thee far away from all thy tribe
Flirting about the unfrequented sky
And felt a feeling that I can’t describe
Of lone seclusion and a hermit joy
To see thee circle round nor go beyond
That lone heath and its melancholy pond.

miércoles, 2 de diciembre de 2015

Thirteen ways of looking at a blackbird

I
Among twenty snowy mountains,
The only moving thing
Was the eye of the black bird.

II

I was of three minds,
Like a tree
In which there are three blackbirds.

III

The blackbird whirled in the autumn winds.
It was a small part of the pantomime.

IV

A man and a woman
Are one.
A man and a woman and a blackbird
Are one.

V

I do not know which to prefer,
The beauty of inflections
Or the beauty of innuendoes,
The blackbird whistling
Or just after.

VI

Icicles filled the long window
With barbaric glass.
The shadow of the blackbird
Crossed it, to and fro.
The mood
Traced in the shadow
An indecipherable cause.

VII

O thin men of Haddam,
Why do you imagine golden birds?
Do you not see how the blackbird
Walks around the feet
Of the women about you?

VIII

I know noble accents
And lucid, inescapable rhythms;
But I know, too,
That the blackbird is involved
In what I know.

IX

When the blackbird flew out of sight,
It marked the edge
Of one of many circles.

X

At the sight of blackbirds
Flying in a green light,
Even the bawds of euphony
Would cry out sharply.

XI

He rode over Connecticut
In a glass coach.
Once, a fear pierced him,
In that he mistook
The shadow of his equipage
For blackbirds.

XII

The river is moving.
The blackbird must be flying.

XIII

It was evening all afternoon.
It was snowing
And it was going to snow.
The blackbird sat
In the cedar-limbs


viernes, 13 de noviembre de 2015

escrito en el viento


 Escrito en el viento
el nombre que amo
escrito en el agua.
Pero el viento no sabe escuchar,
y el agua no recuerda  nombres.



miércoles, 4 de noviembre de 2015

paper

children's dreams take shape
In squares of paper
Folded and pressed,
Unfolded, folded,
And pressed again.

So much effort in the doing
And undoing

And so much faith

In the direction

And silence

That butterflies and swans,
Flapping birds and cranes

That will fly you from here
to their world

Live in children's hands
Who will tell you all about them
On the way home.


martes, 3 de noviembre de 2015

sonnet

Like a punch in the face
planetary lights and stars,
do I see Spring.
The ground is frozen.
Dawn like the colors of an old fire
illuminates the south-east.
The ground is frozen solid,
yet not to permafrost,
yet not to this inner core
which glows like coals for you.
Overcast comes, overcast goes
the ground is frozen but not the core,
but not your eyes
which glow like coals
but not to permafrost.


martes, 27 de octubre de 2015

Vallejo: Trilce XXVII

It scares me, Sweet Lord, this brutal jet
of sweetness, it scares
me. This house gives me a perfect
wholeness, a perfect sense of knowing
where not to be.

Let us not go in. It scares me, this
minute by minute retracing
of my steps, over destroyed bridges.
Sweet Lord, I can't
continue. Brave sad skeleton singer.

It's what's inside the haunted house, the deadly
quicksilver, that seals
my veins with lead
in the arid afternoon.

The jet doesn't know how we
can go on. It terrifies me. Valor but
a memory, I do not continue. 

Sad ruby red skeleton, just whistle, just whistle.
 
English version: Tom Clark
 

jueves, 15 de octubre de 2015

la piedra apurada


yo beso la piedra
y la lanzo lejos hacia adelante

mi corazón la sigue ladrando
por todas las montañas

encuentra la piedra
la muerde y trae de vuelta

la escupe frente a mis pies
ahora ella me quiere besar


lunes, 12 de octubre de 2015

toqui Caupolicán

En la cepa secreta del raulí
creció Caupolicán, torso y tormenta,
y cuando hacia las armas invasoras
su pueblo dirigió,
anduvo el árbol,
anduvo el árbol duro de la patria.
Los invasores vieron el follaje
moverse en medio de la bruma verde,
las gruesas ramas y la vestidura
de innumerables hojas y amenazas,
el tronco terrenal hacerse pueblo,
las raíces salir del territorio.
Supieron que la hora había acudido
al reloj de la vida y de la muerte.
Otros árboles con él vinieron.
Toda la raza de ramajes rojos,
todas las trenzas del dolor silvestre,
todo el nudo del odio en la madera.
Caupolicán, su máscara de lianas
levanta frente al invasor perdido:
no es la pintada pluma emperadora,
no es el trono de plantas olorosas,
 no es el resplandeciente collar del sacerdote,
no es el guante ni el príncipe dorado:
es un rostro del bosque,
un mascarón de acacias arrasadas,
una figura rota por la lluvia,
una cabeza con enredaderas.
De Caupolicán el Toqui es la mirada
hundida, de universo montañoso,
los ojos implacables de la tierra,
y las mejillas del titán son muros
escalados por rayos y raíces.

lunes, 5 de octubre de 2015

nueva oración por el ebanista

Tú, que ibas con tu padre carpintero
a la altura, Señor, a cortar abedules
y hacías con tus ojos
parpadear los mil ojos diminutos del hacha
y con tus tiernas manos llorar a las cortezas,
ten piedad por este hombre que hizo plana su vida
como una mesa humilde de madera olorosa.

No conoció del mundo
más que su casa, pobre barco en tierra,
y dio a su corazón la actitud de una silla
en espera de todos los cansancios.

Guía, Señor, sus pies por los bosques del cielo
y hazle encontrar sus muebles de madera
más adictos que perros que no enseñan los dientes
y olfatean los seres de la noche.
En tu celeste fábrica dale para sus manos
la garlopa del tiempo
y virtudes de nubes con aserrín de estrellas.



miércoles, 30 de septiembre de 2015

LIX

La esfera terrestre del amor
que rezagóse abajo, da vuelta
y vuelta sin parar segundo,
y nosotros estamos condenados a sufrir
como un centro su girar.

Pacífico inmóvil, vidrio, preñado
de todos los posibles.
Andes, frío, inhumanable, puro.
Acaso. Acaso.

Gira la esfera en el pedernal del tiempo,
y se afila,
y se afila hasta querer perderse;
gira forjando, ante los desertados flancos,
aquel punto tan espantablemente conocido,
porque él ha gestado, vuelta
y vuelta,
el corralito consabido.

Centrífuga que sí, que sí,
que Sí,
que sí, que sí, que sí:  No!
Y me retiro hasta azular, y retráyendome
endurezco, hasta apretarme el alma!

Trilce - César Vallejo


jueves, 24 de septiembre de 2015

quejas

no tengo quejas sobre la sociedad
ni  sobre dios
nací mendigo
viví como mendigo.
no tengo quejas.
no tengo quejas sobre la luna
no tengo quejas sobre las estrellas
ni de la astrología de la mente,
ni de los mentirosos de palabras religiosas
o de los profetas oscuros
en el borde de la verdad.
no tengo quejas.
ni del rico, ni del pobre,
ni del poderoso ni del débil.
sólo pido un poco de gracia,
una lágrima derramada aquí o allá
para la hermandad de hombres y mujeres,
no para mí.
no tengo quejas.

sábado, 19 de septiembre de 2015

eternidad

quien a sí encadenare una alegría
malogrará la vida alada.
pero quien la alegría besare en su aleteo
vive en el alba de la eternidad.

jueves, 10 de septiembre de 2015

peonía roja

Verde voluptuoso, tranquilo y en calma,
rojo de las ropas, claro y luego oscuro.
Las flores inquietas, a punto de abrirse.
Primavera, ¿qué se esconde en sus colores?














de poemas del río Wang

viernes, 4 de septiembre de 2015

la niña el grito



En la playa hay una niña, la niña tiene familia
Y la familia una casa.
La casa tiene dos ventanas y una puerta…
En el mar, un acorazado se divierte cazando a los que caminan
Por la playa: cuatro, cinco, siete
Caen sobre la arena. La niña se salva por poco,
Gracias a una mano de niebla,
Una mano no divina que la ayuda. Grita: ¡Padre!
¡Padre! Levántate, regresemos: el mar no es como nosotros.
El padre, amortajado sobre su sombra, a merced de lo invisible,
No responde.
Sangre en las palmeras, sangre en las nubes.
La lleva en volandas la voz más alta y más lejana de
La playa. Grita en la noche desierta.
No hay eco en el eco.
Convierte el grito eterno en noticia
Rápida que deja de ser noticia cuando
Los aviones regresan para bombardear una casa
Con dos ventanas y una puerta.


lunes, 31 de agosto de 2015

the wood-pile

Out walking in the frozen swamp one gray day,
I paused and said, 'I will turn back from here.
No, I will go on farther—and we shall see.'
The hard snow held me, save where now and then
One foot went through. The view was all in lines
Straight up and down of tall slim trees
Too much alike to mark or name a place by
So as to say for certain I was here
Or somewhere else: I was just far from home.
A small bird flew before me. He was careful
To put a tree between us when he lighted,
And say no word to tell me who he was
Who was so foolish as to think what he thought.
He thought that I was after him for a feather—
The white one in his tail; like one who takes
Everything said as personal to himself.
One flight out sideways would have undeceived him.
And then there was a pile of wood for which
I forgot him and let his little fear
Carry him off the way I might have gone,
Without so much as wishing him good-night.
He went behind it to make his last stand.
It was a cord of maple, cut and split
And piled—and measured, four by four by eight.
And not another like it could I see.
No runner tracks in this year's snow looped near it.
And it was older sure than this year's cutting,
Or even last year's or the year's before.
The wood was gray and the bark warping off it
And the pile somewhat sunken. Clematis
Had wound strings round and round it like a bundle.
What held it though on one side was a tree
Still growing, and on one a stake and prop,
These latter about to fall. I thought that only
Someone who lived in turning to fresh tasks
Could so forget his handiwork on which
He spent himself, the labor of his ax,
And leave it there far from a useful fireplace
To warm the frozen swamp as best it could
With the slow smokeless burning of decay.


lunes, 24 de agosto de 2015

una pequeña niña tironea el mantel

hace casi un año que ella está en este mundo,
y no  ha examinado todo en este mundo  todavía
ni lo ha  puesto bajo control.

el tema de investigación hoy
son las cosas que no pueden moverse solas.

ellas necesitan ser ayudadas,
movidas, empujadas,
trasladadas de un lugar a otro.

no todas lo quieren, por ejemplo el armario,
la cómoda, la inflexible pared, la mesa.

pero el mantel en la porfiada mesa
-si se lo agarra bien de las orillas-
muestra disposición al viaje.

y sobre el mantel los vasos, los platitos,
una jarrita con leche, cucharitas y un tazón
están casi temblando de ganas.

es fascinante,
qué movimiento elegirán
cuando se agiten en el borde:
¿recorrerán el cielo?
¿volarán alrededor de la lámpara?,
¿saltarán hacia   la ventana y de ahí hasta un árbol?

El señor Newton no tiene nada que decir sobre eso.
dejémoslo mirar desde el cielo y agitar  los brazos.

Esta prueba tiene que hacerse.
Y se hará.

(traducido del inglés por la autora de este blog)



jueves, 20 de agosto de 2015

distraction

The cosmic savoir vivre 
may keep silent on our subject, 
still it makes a few demands:
occasional attention, one or two of Pascal’s thoughts, 
and amazed participation in a game 
with rules unknown.

miércoles, 12 de agosto de 2015

dejadez

Desde que me he abandonado al tiempo
siento vivir algo en mí, tibia, maravillosa tranquilidad.

Desde que bromeo sin parar con los días,
con las horas, se acoplan mis quejas.

Y he sido aliviado del lastre de mis culpas,
que me dañan, a través de una palabra no florecida:

tiempo es tiempo, que quiere trasnocharse,
que siempre me encuentra como obediente
ser humano, a mí, en el viejo sitio.


viernes, 7 de agosto de 2015

It´s this way

I stand in the advancing light,
my hands hungry, the world beautiful.

My eyes can't get enough of the trees--
they're so hopeful, so green.

A sunny road runs through the mulberries,
I'm at the window of the prison infirmary.

I can't smell the medicines--
carnations must be blooming nearby.

It's this way:
being captured is beside the point,
the point is not to surrender.


miércoles, 5 de agosto de 2015

caminos

El camino se hunde en el bosque,
vuelve en los claros
y más allá,
disgrega en fractales
sus senderos.

Avizoro ese punto sin retorno,
de sólo un norte
y exclusivo rumbo.

Lo traído en este viaje,
no acepta vuelta.
Lo que ya fue
se vino en mis alforjas,
no existe tiempo
de volver a verlo.



lunes, 3 de agosto de 2015

sentados frente al fuego


Sentados frente al fuego que envejece
miro su rostro sin decir palabra.
Miro el jarro de greda donde aún queda vino,
miro nuestras sombras movidas por las llamas.
Esta es la misma estación que descubrimos juntos,
a pesar de su rostro frente al fuego,
y de nuestras sombras movidas por las llamas.
Quizás si yo pudiera encontrar una palabra.
Esta es la misma estación que descubrimos juntos:
aún cae una gotera, brilla el cerezo tras la lluvia.
Pero nuestras sombras movidas por las llamas
viven más que nosotros.
Sí, ésta es la misma estación que descubrimos juntos.
Yo llenaba esas manos de cerezas, esas
manos llenaban mi vaso de vino.
Ella mira el fuego que envejece.


viernes, 31 de julio de 2015

Konpa umag

 Ñiküfüy ta ñi dungu
chongmekey ta kütral
Achelpenmütem
pürupürungey
wente ailen.

 Hay silencio en las palabras,
el fuego duerme,
solo la flor de la ceniza
baila sobre las brasas.


sábado, 25 de julio de 2015

balance


 He viajado, me he cansado y escrito poco
pero pensé mucho en el regreso, cuarenta años.
El hombre en todas las edades es un niño:
la ternura y la brutalidad de la cuna;
a lo demás le pone límite la mar, como a la orilla,
a nuestro abrazo y al eco de nuestra voz.


sábado, 11 de julio de 2015

a leaf

A leaf falls.
Was it blown away by wind?
Or was tired of the tree?
Or tired of holding on?
Or was tree tired of it?
Or was wind and earth more alluring?
Does it matter?
A leaf falls.
A moment passed.
New leaf will fill the space

 A heart felt pain
 A moment passed

domingo, 5 de julio de 2015

summer solstice

call the children back, and let them
sow the smoldering fields with ashes
they picked up along the way. In this way,
all that has passed over time will have passed
opportunely, and grow endurable.
Until even what has not yet taken place
is here for the taking. Which means it must catch fire
today at noon, spellbound as the sun
beating at the heart of the hundred-petaled rose.



jueves, 2 de julio de 2015

nocturno

Ahora sufro lo pobre, lo mezquino lo triste
lo desgraciado y muerto que tiene una garganta
cuando desde el abismo de su idioma quisiera
gritar lo que no puede por imposible y calla
Las palabras entonces no sirven, son palabras...
manifiestos, escritos, comentario, discursos
humaredas perdidas, neblinas espantadas
que dolor de papeles que ha de llevar el viento
que tristeza de tinta que ha de borrar el agua
Las palabras entonces no sirven, son palabras...
Siento esta noche heridas de muerte las palabras


sábado, 27 de junio de 2015

Love (from Places)

Just when I thought I had it made, I lost it.
Just when I knew what to do, I was an old man.

You hear that bird sing in the tree, there,
you know still what a tree is?

Love is a place, not a person, love is
a weather of time, a convenience to absent sorrows.

But talk is the cheapest of all, means what it wants to,
waits up for no one, always goes home alone.


lunes, 22 de junio de 2015

a una encina verde

...Y de haber nacido en la tierra baja
pudo ser timón y volverse al mar.
Pudo ser rueda y ver mundo,
ser mango, cuna o altar.

Pudo ser ceniza y humo
o pudo, simplemente, no haber nacido
donde manda el roble, pero ahí nació
desafiando las reglas,
consentida por el sol.
Más cerca de las estrellas.

De abrazarse al suelo,
a pelear la tierra
con los aguaceros,
de rellenar grietas
con bojes, tomillos y enebros,
de andar huyéndole al hacha
que el amo blande ligero...,
nudos amargos duelen en tus maderas,
encina verde.

Que tus contornos te quieran,
que te respete la muerte.


Que es bueno que cuando el haya enrojece
y los caminos mudan de color,
entre esqueletos de robles,
salpiques con tu verdor
las palideces del bosque.



viernes, 12 de junio de 2015

la flor

Creo que cultivo tensiones
como flores
en un bosque al que
nadie va.

Cada herida es perfecta,
se cierra en un diminuto
imperceptible brote,
que causa dolor.

El dolor es como una flor, como esa,
como ésta,
como esa, como ésta.


jueves, 4 de junio de 2015

novena elegía

"...¿qué se lleva uno al más allá?
No la mirada, aquí
lentamente aprendida, ni nada de lo que
ocurrió aquí. Nada.
Pero sí los dolores. Sobre todo la pesadumbre,
también la larga experiencia del amor, entonces
lo  indecible..."

Novena elegía - Rainer Maria Rilke


jueves, 28 de mayo de 2015

el cigarrito

Voy a hacerme un cigarrito,
acaso tengo tabaco,
si no tengo de 'onde saco,
lo mas cierto es que no pito

Ayayay me querís,
ayayai me querís,
Ayayayi

Voy a hacerme un cigarrito
con mi bolsa tabaquera,
lo fumo, botó la cola,
y recójala el que quiera

Ayayay me querís,
ayayai me queris
Ayayay

Cuando amanezo con frío,
prendo un cigarro de a vara,
y me caliento la cara,
con el cigarro encendido

Ayayay me querís,
ayayai me queris
Ayayay


lunes, 25 de mayo de 2015

conversación en la montaña

¿Me preguntas por qué habito
en estas colinas verde jade?
Yo sonrío. No hay palabras para expresar
el sosiego de mi corazón.
¡Que fascinante la flor del melocotón
arrastrada por la corriente del agua!
Aquí vivo en otro reino
más allá del mundo de los hombres.


sábado, 16 de mayo de 2015

un domingo en el cielo

¡nos juimos pa'l cielo, m'hijito!

Día domingo en el cielo
Hicieron unas fiestitas
Pa' celebrar el cumpleaños
De santa Juana bendita.

Permiso les dio el Señor
Por ser un día feria'o,
'taba cerrada la gloria,
También el limbo cerra'o.

Al medio de aquel festejo
Como abejita en la rosa
San Lucas se hace turumba
Bailando la  refalosa.

En el jardín del Edén
Suspira santa Teresa
Con una copa en la mano,
Parece que de cerveza.

De lejos sentía el amo
Fragancia de chicha cru'a,
Pa' sus adentros pensaba
"qué fiesta tan macanú'a".

Una santa cuarentona
Reparte los bizcochuelos.
Por uno que le reciben
Cuatro le botan al suelo.

San Miguel y santa Rosa
Bailaban con dos pañuelos,
En cada paso que daban
Pisaban los bizcochuelos.

Propone la Magdalena
Jugar a los disfraza'o.
La idea fue recibí'a
Con un aplauso cerra'o.

Llorando la borrachera
Se presentó Jeremías
Con la pistola en la mano,
Vestido de policía.

El labrador san Isidro
Que es el patrón de las aguas,
Pa' hacer reír a la gente
Se disfrazó de paraguas.

La fiesta sube que sube,
Con too'a tal chimuchina
Igual que en el gallinero
Cuando ponen las gallinas.

Aquí llegó el Padre eterno
Pa' levantar el permiso.
Fue tanta su turbación
Que clausuró el paraíso.




jueves, 14 de mayo de 2015

la lluvia

La lluvia tiene un vago secreto de ternura,
algo de soñolencia resignada y amable,
una música humilde se despierta con ella
que hace vibrar el alma dormida del paisaje.

Es un besar azul que recibe la Tierra,
el mito primitivo que vuelve a realizarse.
El contacto ya frío de cielo y tierra viejos
con una mansedumbre de atardecer constante.

Es la aurora del fruto. La que nos trae las flores
y nos unge de espíritu santo de los mares.
La que derrama vida sobre las sementeras
y en el alma tristeza de lo que no se sabe.

La nostalgia terrible de una vida perdida,
el fatal sentimiento de haber nacido tarde,
o la ilusión inquieta de un mañana imposible
con la inquietud cercana del color de la carne.

El amor se despierta en el gris de su ritmo,
nuestro cielo interior tiene un triunfo de sangre,
pero nuestro optimismo se convierte en tristeza
al contemplar las gotas muertas en los cristales.

Y son las gotas: ojos de infinito que miran
al infinito blanco que les sirvió de madre.

Cada gota de lluvia tiembla en el cristal turbio
y le dejan divinas heridas de diamante.
Son poetas del agua que han visto y que meditan
lo que la muchedumbre de los ríos no sabe.

¡Oh lluvia silenciosa, sin tormentas ni vientos,
lluvia mansa y serena de esquila y luz suave,
lluvia buena y pacifica que eres la verdadera,
la que llorosa y triste sobre las cosas caes!

¡Oh lluvia franciscana que llevas a tus gotas
almas de fuentes claras y humildes manantiales!
Cuando sobre los campos desciendes lentamente
las rosas de mi pecho con tus sonidos abres.

El canto primitivo que dices al silencio
y la historia sonora que cuentas al ramaje
los comenta llorando mi corazón desierto
en un negro y profundo pentagrama sin clave.

Mi alma tiene tristeza de la lluvia serena,
tristeza resignada de cosa irrealizable,
tengo en el horizonte un lucero encendido
y el corazón me impide que corra a contemplarte.

¡Oh lluvia silenciosa que los árboles aman
y eres sobre el piano dulzura emocionante;
das al alma las mismas nieblas y resonancias
que pones en el alma dormida del paisaje! 







sábado, 9 de mayo de 2015

MMDCCXIII 1/2

The cruelty of ages past affects us now
Whoever it was who lived here lived a mean life
Each door has locks designed for keys unknown

Our living room was once somebody's home
Our bedroom, someone's only room
Our kitchen had a hasp upon its door.

Door to a kitchen?

And our lives are hasped and boundaried
Because of ancient locks and madnesses
Of slumlord greed and desperate privacies

Which one is madness? Depends on who you are.
We find we cannot stay, the both of us, in the same room
Dance, like electrons, out of each other's way.

The cruelties of ages past affect us now




domingo, 3 de mayo de 2015

el necio

Para no hacer de mi icono pedazos,
para salvarme entre únicos e impares,
para cederme un lugar en su Parnaso,
para darme un rinconcito en sus altares
me vienen a convidar a arrepentirme,
me vienen a convidar a que no pierda,
mi vienen a convidar a indefinirme,
me vienen a convidar a tanta mierda.

Yo no sé lo que es el destino,
caminando fui lo que fui.
Allá Dios, que será divino:
yo me muero como viví.


Yo quiero seguir jugando a lo perdido,
yo quiero ser a la zurda más que diestro,
yo quiero hacer un congreso del unido,
yo quiero rezar a fondo un hijonuestro.
Dirán que pasó de moda la locura,
dirán que la gente es mala y no merece,
mas yo seguiré soñando travesuras
(acaso multiplicar panes y peces).

Dicen que me arrastrarán por sobre rocas
cuando la Revolución se venga abajo,
que machacarán mis manos y mi boca,
que me arrancarán los ojos y el badajo.
Será que la necedad parió conmigo,
la necedad de lo que hoy resulta necio:
la necedad de asumir al enemigo,
la necedad de vivir sin tener precio.


martes, 28 de abril de 2015

cuando te encontré

Donde te encontré ha pasado algo,
cuando no soñé que fuera posible;
donde te encontré ha crecido un árbol
junto a un hondo lago de tibio cristal.

Donde te encontré ha surgido un valle
donde brilla un sol, donde canta un hombre;
Donde te encontré, donde tú me hallaste,
la noche es de estrellas, la luna es de mar.

Cuando te encontré, cada criatura era un sueño
que debía llegar con los buenos tiempos;
cuando te encontré nada conocía su función,
no había la canción con qué besar el viento.

Cuando te encontré todo era desconocido
y el mundo nació del amor que hicimos;
cuando te encontré aprendió la nube a pasar,
el ala a volar y el cielo a ser infinito.

Y lo que encontré se fue haciendo grande,
desbordando el mar, despertando el tiempo,
y tu corazón voló con el viento,
a veces en paz, a veces violento.

Y esto que encontré ya no era desconocido:
se hizo la canción que se había perdido.
No la perderé, ni la mayor riqueza arrancará
una concesión a este clamor repartido.

Y se encontraran los del machete aguerrido
con el último héroe que hasta hoy se ha perdido.
Todos gritarán: "será mejor hundirnos en el mar
que antes traicionar la gloria que se ha vivido".


martes, 21 de abril de 2015

the wind will take us

In my small night, ah
the wind has a date with the leaves of the trees
in my small night there is agony of destruction
listen
do you hear the darkness blowing?
I look upon this bliss as a stranger
I am addicted to my despair.

listen do you hear the darkness blowing?
something is passing in the night
the moon is restless and red
and over this rooftop
where crumbling is a constant fear
clouds, like a procession of mourners
seem to be waiting for the moment of rain.
a moment
and then nothing
night shudders beyond this window
and the earth winds to a halt
beyond this window
something unknown is watching you and me.

O green from head to foot
place your hands like a burning memory
in my loving hands
give your lips to the caresses
of my loving lips
like the warm perception of being
the wind will take us
the wind will take us.


domingo, 12 de abril de 2015

Destino

Me estoy acostumbrando a la
poca ternura
en la medida que me pospongo
siervo de daños y engaños.
Voy perdiendo morada
en la lentitud repentina
de un destino
que me va quedando escaso.
Conozco mi muerte
su lugar esquivo
su acontecer disperso.
Ahora,
¿qué más podría vencerme?





lunes, 6 de abril de 2015

Yes, I confess that for some years past

Yes, I confess that for some years past
I lacked the zest needed just to live,
except that on my ramblings in the backstreets
I never let myself collapse, but rather
from fields of feeling that were colorless
I swung myself up into the rosy ones, of course
that sounds a bit romantic. Truth to tell,
I became bloated with my zest, knowingly,
and trotted along to find in it myself
when really it was not there, and only
self-enchantment made me young. I never ceased
instructing life to be a help to me,
and all the time it was my projection,
as in a mirror, of any amount of things,
and if there's valor in behaving so
I simply do not know, for all that I tried
not to go down too soon into dejection.


sábado, 21 de marzo de 2015

the descent


The descent beckons

                          as the ascent beckoned.

                                                     Memory is a kind

of accomplishment,
                                    a sort of renewal

                                                             even

an initiation, since the spaces it opens are new places

                          inhabited by hordes

                                                  heretofore unrealized,

of new kinds --

                    since their movements

                                          are toward new objects

(even though formerly they were abandoned)

















No defeat is made up entirely of defeat -- since

the world it opens is always a place

                                     formerly
                                                     unsuspected. A

a world lost,

                           a world unsuspected,

                                beckons to new places

and no whiteness (lost) is so white as the memory

of whiteness


With evening, love wakens

                              though it shadows

                                            which are alive by reason

of the sun shining ---

               grow sleepy now and drop away

                                             from desire



















Love without shadows stirs now

                               beginning to awaken

                                                    as night

advances.























The descent made up of despairs

                                             and without accomplishment

realizes a new awakening:

                                         which is a  reversal

of despair.

                        For what we cannot accomplish, what

is denied to love,

                                 what we have lost in the anticipation--

                                                     a descent follows,

endless and indestructible.


lunes, 16 de marzo de 2015

el libro de la peregrinación

Cuando por la ventana una cosa se cae
(incluso la más mínima)
¡Cómo se precipita la ley de gravedad,
tal un viento marino, en su violencia,
en cada bola, en cada baya,
y las lleva hacia el núcleo de la tierra!

A cada cosa la vigila
una bondad dispuesta al vuelo,
igual que a cada piedra y cada flor
y a cada niño, por la noche.
Sólo nosotros, por orgullo,
escapamos de algunas relaciones
hacia el vacío espacio de breve libertad,
en lugar de, entregados a inteligentes leyes,
enderezarnos como un árbol.
En lugar de alinearse, dócil y silencioso,
en las vías más amplias,
uno va a vincularse de diversas maneras;
y quien de todo círculo se excluye
está ahora indeciblemente solo.

Debe aprender entonces de las cosas,
y volver a empezar igual que un niño,
porque ellas, tan queridas para Dios,
nunca se han alejado de él.
Tiene que ser capaz otra vez de caer
descansar con paciencia sobre la gravedad,
el que osó anticipar
el vuelo de los pájaros.

El libro de las horas - R.M.Rilke


miércoles, 11 de marzo de 2015

viajes, vigilias

Izamos la bandera de la nieve
en nuestros huesos,
-las estrellas de la muerte río arriba-
y caímos al barranco.
Fuego hicimos,
blanco fuego
en la noche aullante de las piedras.
Cómo te llamas, río.
Cuál es tu nombre, árbol.
Dónde te mueres, viento.
Escuchan los caballos ahora
el rumor de nuestra sangre
en el sueño.
Mañana uno de ellos caerá
bajo el hacha de nuestra hambre.
En la roca lucirá su cráneo
como un sol diminuto
en el limpio amanecer de las montañas.

Reducciones - Jaime Huenún


sábado, 7 de marzo de 2015

phenomenal woman

Pretty women wonder where my secret lies.
I’m not cute or built to suit a fashion model’s size   
But when I start to tell them,
They think I’m telling lies.
I say,
It’s in the reach of my arms,
The span of my hips,   
The stride of my step,   
The curl of my lips.   
I’m a woman
Phenomenally.
Phenomenal woman,   
That’s me.

I walk into a room
Just as cool as you please,   
And to a man,
The fellows stand or
Fall down on their knees.   
Then they swarm around me,
A hive of honey bees.   
I say,
It’s the fire in my eyes,   
And the flash of my teeth,   
The swing in my waist,   
And the joy in my feet.   
I’m a woman
Phenomenally.

Phenomenal woman,
That’s me.

Men themselves have wondered   
What they see in me.
They try so much
But they can’t touch
My inner mystery.
When I try to show them,   
They say they still can’t see.   
I say,
It’s in the arch of my back,   
The sun of my smile,
The ride of my breasts,
The grace of my style.
I’m a woman
Phenomenally.
Phenomenal woman,
That’s me.

Now you understand
Just why my head’s not bowed.   
I don’t shout or jump about
Or have to talk real loud.   
When you see me passing,
It ought to make you proud.
I say,
It’s in the click of my heels,   
The bend of my hair,   
the palm of my hand,   
The need for my care.   
’Cause I’m a woman
Phenomenally.
Phenomenal woman,
That’s me.



miércoles, 4 de marzo de 2015

Carnet de identidad


Escribe

que soy árabe,

y el número de mi carnet es el cincuenta mil;

que tengo ya ocho hijos,

y llegará el noveno al final del verano.

¿Te enfadarás por ello?

Escribe

que soy árabe,

y con mis camaradas de infortunio

trabajo en la cantera.

Para mis ocho hijos

arranco, de las rocas,

el mendrugo de pan,

el vestido y los libros.

No mendigo limosnas a tu puerta,

ni me rebajo

ante tus escalones.

¿Te enfadarás por ello?

Escribe

que soy árabe.

Soy nombre sin apodo.

Espero, con paciencia, en un país

en el que todo lo que hay

existe airadamente.

Mis raíces,

se hundieron antes del nacimiento

de los tiempos,

antes de la apertura de las eras,

del ciprés y el olivo,

antes de la primicia de la hierba.

Mi padre…de la familia del arado,

no de nobles señores.

Mi abuelo era un labriego,

sin linaje  ni genealogía.

Me mostró el orgullo del sol

antes de enseñarme a leer.

Mi casa es una choza campesina

de cañas y maderos,

¿te complace mi condición?…

Soy nombre sin apodo.

Escribe

que soy árabe,

que tengo el pelo negro

y los ojos castaños;

que, para más detalles,

me cubro la cabeza con un kuffiah;

que son mis palmas duras como la roca

y pinchan al tocarlas.

Y me gusta el aceite y el tomillo.

Que vivo

en una aldea perdida, abandonada,

sin nombres en las calles.

Y cuyos hombres todos

están en la cantera o en el campo…

¿Te enfadarás por ello?

Escribe

que soy árabe;

que robaste las viñas de mi abuelo

y la  tierra que arábamos,

yo, con todos mis hijos.

Que sólo nos dejaste

estas rocas…

¿Va a arrebatármelas  tu gobierno también,

como se dice?…

Escribe, pues…

Escribe

en el comienzo de la primera página

que no aborrezco a nadie,

ni a nadie robo nada.

Mas, que si tengo hambre,

devoraré la carne de quien a mí me robe.

¡Cuidado, pues!…

¡Cuidado con mi hambre,

y con mi ira!


viernes, 27 de febrero de 2015

balada de la placeta


Cantan los niños
en la noche quieta:
¡Arroyo claro,
fuente serena!


Los niños

¿Qué tiene tu divino
corazón en fiesta?

Yo

Un doblar de campanas
perdidas en la niebla.

Los niños

Ya nos dejas cantando
en la plazuela.
¡Arroyo claro,
fuente serena!

¿Qué tienes en tus manos
de primavera?

Yo

Una rosa de sangre
y una azucena

Los niños

Mójalas en el agua,
de la canción añeja.
¡Arroyo claro,
fuente serena!

¿Qué sientes en tu boca
roja y sedienta?


Yo

El sabor de los huesos
de mi gran calavera.

Los niños

Bebe el agua tranquila
de la canción añeja.
¡Arroyo claro,
fuente serena!

¿Porqué te vas tan lejos
de la plazuela?

Yo

¡Voy en busca de magos
y de princesas!

Los niños

¿Quién te enseñó el camino
de los poetas?

Yo

La fuente y el arroyo
de la canción añeja.

Los niños

¿Te vas lejos, muy lejos
del mar y de la tierra?

Yo

Se ha llenado de luces
mi corazón de seda,
de campanas perdidas,
de lirios y de abejas,
y yo me iré muy lejos,
más allá de esas sierras,
más allá de los mares,
cerca de las estrellas,
para pedirle a Cristo
Señor que me devuelva
mi alma antigua de niño,
madura de leyendas,
con el gorro de plumas
y el sable de madera.

Los niños

Ya nos dejas cantando
en la plazuela
¡arroyo claro,
fuente serena!

Las pupilas enormes
de las frondas resecas
heridas por el viento
lloran las hojas muertas.


Libro de poemas - Federico García Lorca