martes, 12 de abril de 2016

presencia y ausencia del ser



Hacia dentro de mí me voy en fuga,
Como un río cargado de distancias,
Eco de lejanías, que conjuga
Nacencia y muerte en vaho de fragancias.

Con el alba me voy, en su rosado
Anuncio de horizontes, yo me alejo
Y en su débil perfil desdibujado
Hallo de un sueño apenas un reflejo.

Y me voy con la noche, entre sus sombras
Junto a los astros busco mi camino, 
Y en el canto perdido de una alondra
Se prende por segundos mi destino.

Antes de caminar, ya oigo mis pasos,
Ritmo del propio espíritu extasiado,
Suave matiz de auroras y de ocasos,
Inexorable adiós de lo alcanzado.



No hay comentarios:

Publicar un comentario